Factibilidad.

¿Es realmente bueno mi negocio o es solo una ilusión?

Cuántas veces has visto que entra mucho dinero a tu negocio pero nada más la situación económica no mejora?

Es importante que conozcamos si nuestro negocio es rentable o no y para esto necesitaremos un poco de nuestros datos contables.

Recuerden: sumar gastos, sumar ingresos, restar total de gastos al total de ingresos, el resultado de esto es nuestra rentabilidad.

Pero cuándo es una rentabilidad buena o mala?

Para poder saber si nuestra rentabilidad es positiva o no debemos de analizar nuestros gastos e ingresos de manera mensual, cuando tengamos los datos de un par de meses  podemos ver el crecimiento o decrecimiento de nuestras ventas; para que la rentabilidad sea positiva o buena esta debe de crecer mensualmente.

También es importante que cuando analicemos la rentabilidad tengamos en cuenta si han habido eventos extraordinarios que impactaron los ingresos, algo que haya hecho que las ventas subieran o bajaran, por ejemplo, apagones, lluvias, días calurosos, cierre de vías.

Ahora que conocemos todos nuestros gastos podemos definir cuál gasto es el más alto y cuáles gastos son innecesarios y para mejorar nuestra rentabilidad o beneficio lo primero que debemos hacer es eliminar los gastos innecesarios.

Por ejemplo, imprimir promociones no es extrictamente necesario ya que para esto podemos utilizar nuestras redes sociales y comunicarle a nuestros clientes los detalles de la promoción.

Con nuestros ingresos claros podemos observar cuál  estrategia es la que más clientes atrae y darle mayor fuerza, o bien conocer cuál cliente  genera mayores ingresos genera y brindarle más atención.

La rentabilidad debe ser positiva en su mayor parte para poder pensar en la estabilidad y crecimiento del negocio.

 




No hay comentarios

Añadir más