Liderazgo

Definitivamente ser líder implica reconocer a otros líderes y por esto el siguiente artículo trata sobre una gran enseñanza motivacional; Eduardo Mora, quien es no solo un gran profesional con más de 25 años de experiencia sino también un líder  nos aconseja sobre  los valores que debemos implementar en nuestros equipos de trabajo.

¿Cómo impactar a un equipo de trabajo?

A lo largo de mi carrera profesional, considero que el mayor impacto que he generado sobre los distintos equipos de trabajo con los que he interactuado es mantener siempre la consistencia entre mis palabras y mis acciones; predicar para ellos siempre con el ejemplo y para ello tener  los valores, tanto personales como corporativos, claros aplicándolos  a nuestras acciones diarias es fundamental.

Lo personal  y lo profesional.

Como líder, entiendo el valor de la vida tanto  personal como laboral de mi equipo de trabajo, equilibrar ambas esferas es fundamental para lograr el acople de los colaboradores con los objetivos de la compañía, recordemos que un colaborador motivado, que es tratado con dignidad y respeto, reflejará ese mismo trato hacia los compromisos de la organización.

La verdad.

He tratado de imprimir siempre sobre mis equipos de trabajo el valor del esfuerzo, del deseo de superación y de la honestidad.  Mentir para cubrir errores sólo conduce al desgaste de la propia credibilidad, afectando no solo la imagen personal del propio líder sino también la del equipo de trabajo y la organización en general.

Derivado quizá de mis cinco años en la industria de la publicidad, aprendí a reconocer el valor de la verdad bien dicha; utilizando correctamente el canal establecido y denotando claramente la necesidad, persona responsable y plazo de entrega en todos los requerimientos.

Ser honesto siempre es recompensado.

Aunque en el corto plazo provoque consecuencias que pudieran considerarse negativas, en el largo plazo será reconocido como positivo y será parte de nuestra huella personal.  Ser honesto con uno mismo redunda en ser justo con los demás: clientes, proveedores, subordinados, pares y superiores.

Recompensas.

No cabe duda que reconocer el valor del trabajo de los demás y recompensarlo es una manera justa de acreditar el esfuerzo particular.  Por medio del ejemplo, he tratado de imprimir el deseo de superación en los demás; que aprovechen los recursos a su alcance para continuar en su crecimiento profesional,  ese esfuerzo personal donde el colaborador demuestra haber aportado una milla extra debe ser admirado y reconocido.

Zapatero a tus zapatos.

Conocer, no solo como líder sino como persona también, a mis colaboradores me permite  identificar sus fortalezas y debilidades con el fin de darles la oportunidad de aprovecharlas tanto a favor del equipo de trabajo  como en los objetivos personales de cada uno de ellos.

 La solución.

Los conflictos no se pueden evitar pero sí minimizar su impacto negativos dentro de la organización y el equipo de trabajo.

En lo personal, siempre procuro que el primer nivel de acercamiento sea directamente entre las partes involucradas; si no se puede resolver entonces se debe escalar a la jefatura inmediata superior a tono con la política de comunicación establecida en la Empresa.

La discreción.

Como responsable de Tecnologías de Información y muchas veces como parte del Comités Ejecutivos a cargo de la Dirección de las Organizaciones en la que he participado, he tenido acceso a información privilegiada que representa un activo importante y debe custodiarse de forma apropiada, al igual que la información que nos confían nuestros colaboradores.

Recordemos que como líderes de alto impacto también debemos cuidar nuestra imagen personal y profesional con nuestros colaboradores ya que la confianza que nos brindan es invaluable.

Un buen Líder siempre reconocerá a otros buenos líderes. Angie Araya




No hay comentarios

Añadir más